Gestionando la cooperación triangular en Iberoamérica

Con la cooperación triangular en auge, muchos gobiernos de América Latina y el Caribe están revisando los criterios y elementos clave para gestionar esta modalidad innovadora. Debatiendo experiencias nacionales y revisando propuestas de acción concretas, 21 profesionales de autoridades de cooperación de 15 países se encontraron el 4-6 de diciembre de 2012 en San Salvador para debatir los avances y retos para la gestión de la cooperación triangular en Iberoamérica. El taller fue una actividad enmarcada en el Programa Iberoamericano para el Fortalecimiento de la Cooperación Sur-Sur, en coordinación con el Viceministerio de Cooperación para el Desarrollo del Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador (ver agenda pdf).

Con la activa participación de los profesionales de ministerios y agencias, este taller facilitó el intercambio de experiencias con esquemas triangulares y los distintos roles que los distintos actores (receptores, oferentes y socios tradicionales) asumen en la gestión. El debate se benefició de una sistematización realizada en preparación al encuentro, con lecciones aprendidas en iniciativas específicas de los distintos países.

Metodológicamente, se logró abrir espacios de aprendizaje mutuo en cuatro grupos de trabajo, enfocados en las distintas fases de la gestión de la cooperación triangular: Identificación; formulación y negociación; implementación/ejecución; y evaluación de resultados. A partir de este intercambio, se logró avanzar en la puesta en común sobre algunos mínimos comunes para los países adherentes al Programa Iberoamericano. Entre estos mínimos, se encuentran la construcción de criterios, la toma de decisiones y la homologación de la terminología en la región sobre cómo vemos y hacemos la Cooperación Triangular.

Es importante resaltar que las experiencias con la cooperación triangular son muy diversas en la región, respondiendo en muchos casos al desarrollo institucional de los países. Esta diversidad permite, sin embargo, encontrar soluciones y esquemas altamente complementarios, especialmente cuando se orientan hacia el fortalecimiento de las capacidades nacionales y por ende las políticas públicas nacionales y regionales.

Partiendo de este reconocimiento, los participantes aprovecharon el taller para avanzar en la construcción colectiva de una posible futura guía para la gestión y los procedimientos básicos de la cooperación triangular en Iberoamérica.

Este consenso inicial, de gran relevancia para la región, incluye los siguientes elementos centrales a tener en cuenta:

1.- En la fase de la identificación

  • Apropiación y liderazgo del receptor.
  • Es necesario que un socio con experiencia funja como facilitador (país oferente, puede ayudar al socio receptor a identificar sus necesidades y servir como canal de comunicación con el socio tradicional)
  • Debe existir un mecanismo que permita un impulso político y técnico.
  • Cada país debe reconocer el valor agregado de los socios en este proceso.
  • Se reducen los tiempos de transacción cuando dos socios se ponen de acuerdo primero y posteriormente se incorpora el otro.
  • Es importante definir claramente los  roles de cada socio.


2.- En la formulación y negociación

  • El Socio Receptor debe tomar el liderazgo en el proceso.
  • El Socio Receptor debe tener capacidades de formulación y negociación instaladas. En dado caso no las posea, debe el socio oferente guiar en el proceso.
  • Debe hacerse una clara identificación de roles de cada socio en el proceso, ya que esto definirá el modo de ejecución del proyecto.
  • Debe hacer cierto grado de flexibilidad en la actuación de los socios en el marco del rol que le corresponde.
  • En esta fase deben quedar documentados los procedimientos a utilizar para la gestión del proyecto.
  • Deben preverse los mecanismos de evaluación del proyecto.
  • Debe existir un facilitador del proceso, asumido por el Socio Oferente, porque es quien tiene el reconocimiento de los demás socios como el conocedor en la materia.
  • El documento de proyecto que surja en esta etapa, debe estar consensuado por todos los socios involucrados en el mismo.
  • Debe potenciarse la relación horizontal entre el Socio Receptor, el Socio Oferente y el Socio Tradicional.
  • Buenas prácticas y generación de herramientas innovadoras.
  • Deben definirse claramente los objetivos y resultados que se esperan alcanzar con la ejecución del proyecto, teniendo la respectiva validación por parte de los socios involucrados.
  • Deben crearse las instancias triangulares que darán seguimiento a la fase de ejecución.
  • Debe estar definida en la etapa de formulación para asegurar los recursos para realizarla.
  • Definir claramente que es lo que se quiere evaluar.


3.- Durante la implementación y ejecución

  • Cuando el Socio Receptor no esté en condiciones de liderar la fase de ejecución, los tres socios deberán prever la implementación de procesos para asegurar que este alcance la capacidad de hacerlo.
  • En esta etapa debe crearse un mecanismo que pueda sistematizar la información sobre las buenas prácticas de cada uno de los socios involucrados.
  • Importancia de que exista un principio de consenso para compartir y circular la información que surja en esta etapa entre los socios.
  • Debe existir la instancia política que permita el impulso en la ejecución del proyecto.


4.- En la evaluación

  • Cuando exista un equipo de evaluadores externos, es recomendable incluirse en el mismo un representante de los socios que han ejecutado el proyecto.


A partir de este análisis de las diversas etapas de la cooperación triangular, los participantes procedieron a elaborar una hoja de ruta para la conformación de una guía para la gestión y procedimientos básicos, con vistas a un próximo taller enfocado en este temática, a celebrar en el año 2013.

----

Claudia Aguilar Garza es Directora General de Cooperación para el Desarrollo del Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador.

Views: 467

Tags: El Salvador, Programa Iberoamericano para el Fortalecimiento de la Cooperación Sur-Sur, SEGIB, cooperación triangular

Comment

You need to be a member of The South-South Opportunity to add comments!

Join The South-South Opportunity

UPDATES

A study on "Enhancing Management Practices in South-South and Triangular Cooperation" [pdf here] commissioned by the UN Office for South-South Cooperation (UNOSSC) and JICA, was launched at the 2013 Global South-South Development Expo in Nairobi.

South-South Cooperation Exchange Mechanism. First online portal dedicated to SSC in the field of sustainable development.

Mapping Multilateral Support to South-South Cooperation in Latin America and the Caribbean: Towards Collaborative Approaches. UNDP, 2011. Download PDF (English version) (Versión en Español)

 

Articulação SULSouth-South Cooperation Research and Policy Center in São Paulo, hosted by the Brazilian Center for Analysis and Planning (Cebrap)

Development Policy Blog: Networking can promote knowledge exchange and cooperation on development. By: Maree Tait

IDB  Magazine - Regional Public Goods: An innovative approach to South-South Cooperation (English) (Español)

Using Knowledge Exchange for Capacity Development: What Works in Global Practice? KDI and The World Bank Institute

Humanizing Development Gallery. Images from the Global Photography Campaign by IPC-IG/UNDP

FROM OUR TWITTER

IBEROAMERICAN PROGRAM

SOUTH-SOUTH CASES

Questions/Complaints? Contact the Community Moderator

LATEST NEWS